Santuffy Traducciones: Buffy,estacas,demonios y lápiz labial- "Reportaje fánatico"

Santuffy Traducciones

lunes, 19 de mayo de 2008

Buffy,estacas,demonios y lápiz labial- "Reportaje fánatico"


Este es un articulo que compartió conmigo un visitante del blog y que quiso que fuese publicado y que los visitantes y fans de buffy aportaran cosas u opinaran sobre lo que el con tanto esfuerzo hizo. A continuación empieza el reportaje que espero les guste y que lo comenten.
_________________________________________________


Buffy la Cazavampiros estacas, demonios y lápiz labial.
Por
Esteban Alfaro Anty


________________________________________________



El 2003 fue el escenario del final de una de las series más importantes del ámbito del fantástico de los últimos años: Buffy The Vampire Slayer. Tan amada como odiada por el público, tan reconocida como olvidada por la crítica especializada. Buffy es la próxima gran entrada al imaginario colectivo de la televisión. La destrucción de la Boca del Infierno, leitmotiv de la serie, y la posibilidad de que ahora toda chica en el mundo pueda ser una cazavampiros marcaron el final de la séptima y última temporada de Buffy la Cazavampiros. Aunque muchos minimizaran esta serie y a su actriz principal –la bellísima Sarah Michele Gellar– como simple productos adolescentes o para nerdos fans de Star Trek, el encanto de ésta y una serie de valores yacentes en su historia y su puesta en escena hicieron de Buffy un programa de culto, aclamado por muchos críticos y con una fanaticada importante alrededor del mundo.

Para seguir leyendo el reportaje de Esteban dale click en "Seguir leyendo..."


Dentro de unos cuantos años, Buffy pasará completamente al imaginario popular, si es que no lo ha hecho en este instante. Este artículo hablará de otros meritos de la serie más que ser un recuento de episodios o detalles sobre como sus personajes se enamoraran, se besaron, o se mataron entre sí (para eso esta la sección del Buffyverse y del Bestiario, que detalla aspectos que harán felices a los geeks de la serie).
La historia a y sus creadores:
En cada generación nace una Cazavampiros, una chica imbuida en un poder milenario que le permite combatir a las fuerzas del mal, aunque esto le cueste la vida muy temprano. Con cada muerte de una Cazadora aparece otra en algún lugar del mundo y así continúa el ciclo, mientras cada chica es entrenada por los Vigilantes, una organización secreta dedicada a enfrentarse a las fuerzas ocultas. Pero, para evitar cualquier tono de tragedia en los fiesteros 90, esta responsabilidad recayó en una típica chica linda y despreocupada de California, la rubiecita de Buffy Summers. No hay que decir mucho sobre como esto le destrozó su vida adolescente justo en el momento en que sus padres se divorcian y ella tiene que huir de un colegio infestado de vampiros, todo para caer en Sunnydale, un lindo pueblo que esta colocado sobre la Boca del Infierno, por lo que todo lo malo llega allí. Serie creada por Joss Whedon (un guionista respetado de cine y televisión, con una nominación al Oscar gracias Toy Story), la historia vio la luz primero como una pésima película que no dejó nada feliz a su autor, quien fue de puerta en puerta para ver si algún estudio de televisión le permitía desarrollar su idea como él la concibió. Contra todos los pronósticos, la gente del canal WB le permitió trabajar su idea a pesar del fracaso de la película, pues buscaban un relleno para el mid season del ´97 que agradara al público adolescente. La primera temporada se grabó rápido y se programó sin que se supiera si iba a continuar o no. El éxito de ésta permitió a Joss continuar y trabajar con las personas que han aportado muchísimo a su concepto, Marti Noxon y David Greenwalt. Aunque nunca fue una serie ganadora de Emmys o con ratings altísimos, fue lo suficientemente exitosa para crear todo un culto hacia ella, producir un spin off(Angel, cuya serie terminó con 5 temporadas), lanzar las carreras de sus actores, regresar con una octava temporada en forma de cómic en la popular compañía Dark Horse, y, la posibilidad que fue descartada el año pasado de dar pie a una serie animada que se uniria a las muchas mercancías sacadas de la serie.

La idea del programa nació en Whedon desde pequeño, cuando el veía las películas de horror en los que las chicas se asustaban o eran las víctimas de siempre. Él pensó en cómo sería la situación al revés, con la chica defendiéndose ante los monstruos. Fanático del cine de ciencia ficción y terror, Whedon estuvo muchos años madurando la idea, y consiguió realmente buenos resultados.

...Más allá del cliché del monstruo de la semana...

Aunque es innegable el valor de la serie dentro del sub-género de las series de fantasía (con buenos efectos especiales, de paso) y aunque volvió a darles aire cool a los vampiros (revitalizado en lo últimos años con películas como Vampires, Entrevista con un vampiro, The Forsaken, o el serial de Blade), lo más valioso de Buffy escapa a lo sobrenatural. De hecho, en las últimas temporadas el cliché del monstruo de la semana se volvió a veces molesto o un simple accesorio de los hechos importantes que se cuestionaban en la serie. A simples rasgos, combinó el dilema del crecimiento personal con la frase del Hombre Araña "Con un gran poder viene una gran responsabilidad." Buffy nunca quiso ser Cazadora, serlo le arruinó su vida y puso en peligro constante a todos sus seres queridos. Sin embargo, logró mantenerse y trató de llevar la situación lo más normal posible, aunque se ahogara en dolor e impotencia. No es que respondiera grandes preguntas metafísicas o que mostrara como vivir en tiempos de penuria y hambre, pero la premisa de Buffy y su cuestionamiento ante la vida, su temor constante al mañana, sus deseos de sobrevivir pese a todo, y su temor al sacrificio de sus seres amados es algo que, sencillamente, todos los seres humanos viven. Más allá del lugar común adolescente, la serie trató sobre lo difícil que es vivir, de encontrar un sentido a la vida, de lo efímeras que son las relaciones humanas cuando de amor y amistad se trata en u mundo cargado de peligros (los vampiros y monstruos son los delincuentes que no se pueden eliminar sólo con armas de fuego –la serie era reticente a mostrar sus uso– y que no se pueden destruir completamente, pues el mal reside en todos los seres vivos).
Con la misma desesperanza de un destino marcado similar a la que puede sufrir un soldado, un niño de la calle, un criminal confeso, un policía encubierto, o un simple oficinista hastiado de su horario de 9 a 5, Buffy enfrentó su condición de no poder vivir un destino normal, de ser una mujer en un mundo de demonios mayoritariamente masculinos, y logró sobrevivir.


Moraleja: no se tiene que luchar con criaturas malignas para saber que el mundo es peligroso ni para saber que la adolescencia apesta en muchos momentos ni que el futuro siempre puede ser incierto y que crecer duele y a veces se está sólo en ese dolor. Pero aún así, hay que seguir y se puede reír y bailar y salir con alguien y sentir cariño por nuestros amigos y parejas. Dejando esta disertación a lo Dawson’s Creek (el peor final para una serie televisiva del 2003 para la sacrosanta TV Guide, mientras que el de Buffy fue elegido el mejor), Buffy fue un buen modelo femenino, una chica guapa, fuerte, con control, con los mismos problemas frente a la sexualidad que cualquier otro ser humano, pero que no temía expresar su frustración y dolor como si estos fueron malos pecados femeninos o muestras de debilidad. Y, aunque ya lo haya dicho, pateaba traseros como sólo ella lo podía hacer.
Para finalizar, la serie tenía sus meritos técnicos y de guión muy presentes. Una excelente iluminación, muy acorde al tono oscuro de la serie, tono que se quería siempre apagar con los diálogos punzantes, las situaciones cómicas, y los diálogos agradables. Los guiones de Buffy tenían una manera muy especial de mostrar comedia en tonos accesibles pero inteligentes, con unos excelentes diálogos que eran interpretados muy bien por los actores. Con una excelente definición de los personajes de la serie (que no eran estáticos y continuamente evolucionaban e insertaban aspectos de la vida real del joven adulto estadounidense) y con una dirección, diseño de arte, y edición muy aceptables en la mayoría de los episodios (sobretodo en los dirigidos por Joss Whedon) y que llegó a límites realmente impresionantes en varios de ellos, en Buffy se supo unir drama, comedia y horror sin que se cayera en la lágrima fácil, en la chabacanería, o en la excusa de violencia y sangre para impactar. Y para el fan de lo sobrenatural, Buffy le dio buenos momentos al hablar de zombies, vampiros, demonios, robots, asesinos en serie, hombres lobos, conspiraciones gubernamentales, fantasmas, musicales, y el fin del mundo expreso casi en cada episodio. Mientras, casi nadie en Sunnydale se enteraba que la heroína salvaba el día. Tal vez el mejor hint metafísico de la serie fue la segunda muerte de Buffy, en la que ella fue al Paraíso y sus amigos la revivieron para traerla al infierno de la Tierra, por lo que su ida al Paraíso la atormentó durante toda la temporada seis. Muy cool, y no podemos más que esperar que más nos aportará esta fabulosa octava temporada.


Dentro del Buffyverse:
Principales Personajes:
Buffy Anne Summers (Sarah Michelle Gellar): La Cazavampiros. Chica preciosa, medio tonta, de un gran corazón, y que nunca se adapta bien a su labor de Cazadora (teniendo que crecer como persona a sabiendas de que NUNCA tendrá una vida normal). Muere dos veces. Todo un icono feminista para el nuevo milenio y uno de los mejores personajes en la historia de la televisión. Gellar debió haber ganado unos cuantos Emmys
Willow Rosenberg (Allyson Hannigan): Nerda estudiosa, hacker voluntariosa, bruja poderosa, amiga amorosa, y lesbiana fogosa. La evolución de Willow es lo mejor de la serie (sobre todo por sus momentos como malvada) y dentro del Buffyverse, es el humano más poderoso del mundo.
Alexander "Xander" La Velle Harris (Nicholas Brendan): El amigo inseparable del grupo, pasa de nerdo a salvador del mundo y a tener una colección de relaciones con hermosas demonios y monstruos. Su humor oculta sensatez y es el eje y casi el narrador de todo el proceso evolutivo de los otros personajes. Termina tuerto, gordo, pero con buen humor.
Cordelia Chase (Charisma Carpenter): La chica fresa que se vuelve caza monstruos en la serie Angel, aunque termine como un demonio en coma. Desde otra perspectiva, es un icono femenino tan valioso como Buffy: la chica esnobista que aprende a vivir en el mundo real sin prejuicios pero sin perder su identidad.
Angel (David Boreanaz): El vampiro con alma y amor eterno de Buffy, incapaz de corresponderle para no ser víctima de una maldición que lo vuelve una bestia sanguinaria. Dentro de la mitología Buffy, la de Angel es la mejor: casi un personaje de la tragedia griega, que tiene que vivir con el trauma del mal cometido e incapaz de redimirse en amor ante él, por la pena de volver a esa senda de maldad.
Spike (James Masters): Ex enemigo de Buffy, el vampiro punk-James Dean inglés obtiene un alma, se enamora y sufre una travesía de dolor similar a Angel. Dentro del Buffyverse, Spike es lo más cool que hay.
Anya (Emma Caulfield): Demonio de la venganza redimido, Anya es el personaje más cómico por lo duro que es su proceso de "re-inserción" a la sociedad, gracias a su amor por Xander. Muere partida en dos en el último episodio de la serie. Emma Caufield era otro Emmy bien merecido.
Dawn (Michelle Trachtenberg): La apática, ridícula, y poco convincente inserción del personaje de Dawn (una fuente de energía modelada en Buffy y capaz de abrir portales ínter dimensiónales) fue una excusa pobre que dio buenos resultados en términos del personaje. Dawn es adorable, guapísima, compleja en su formación (como todos los personajes de Buffy), y es otra hija merecida para Giles, por su carácter de "pequeña Watcher".
Faith (Elisha Dushku): La Cazavampiros mala, que no podía faltar. Una punk rocker sexualmente salvaje y con buenos instintos criminales; al final se redime y ayuda a salvar el mundo.
Giles (Anthony Stewart Head): El Watcher inglés de Buffy. Como vigilante, termina siendo un padre para todos los personajes de la serie, cometiendo los aciertos y los errores de un padre normal. El hecho de que su personaje, entre más independientes se convierten y entre más conocimiento adquieren sus subalternos, se vuelva más inseguro y se cuestione más su rol dentro del "clan familiar", le da un aire de humanidad a Giles que lo hace increíblemente entrañable.
Jenny Calendar (Robia La Morte): Novia de Giles y tecno-pagana. Angel la asesina.
Oz (Seth Green): El impagable Green en el rol que lo envió a la fama. El rockero nerdo novio de Willow y capaz de volverse hombre lobo fue uno de los mejores personajes de la serie, a pesar de haber estado poco tiempo en ella.
Tara (Amber Berson): La adorable brujita que termina siendo novia de Willow tiene la muerte más cruel de la serie ¿Por qué motivos? Pregúnteselo a los escritores.
Joyce Summers (Khristine Sutherland): La madre de Buffy es su eslabón principal con la realidad, como en la realidad de una Cazadora todo es complicado, Joyce muere en la quinta temporada.
Andrew (Tom Lenk): El ex brujo que luego se vuelve un joven Watcher. Un nerdo seudo gay que resulta una de los más divertidos y entrañables al final de la serie (su discurso antes de irrumpir la Boca del Infierno es divertidísmo).
Los 7 Big Bads (enemigos principales) de cada temporada:
El Maestro (Mark Metcalf): Un viejo conocido del filme clásico Animal House aparece aquí como un super vampiro de 500 años, que vino a abrir la Boca del Infierno y quedó atrapado en ella durante un terremoto. Con diálogos punzantes y graciosos y un traje de cuero muy a lo Matrix, es el único de los villanos en matar físicamente a Buffy (lo hace dos veces, de hecho. La otra es en el capítulo del mundo paralelo creado por Anya), por lo que ella le devuelve el favor clavándolo a una silla rota. Es el único vampiro que al morir aparecen sus huesos y su momento cumbre es cuando, enseñándole el control del temor al Elegido, quema sus manos con una cruz.
Drusila (Juliet Landau): La nieta de Martin Landau hace el papel de una loca y poderosa vampira que vino a Sunnydale a recobrar su poder. Su personaje es una especie de Hannibal Lecter victoriana y sus momentos cumbres son cuando quiere destruir al mundo junto a Angel y... cada vez que abre la boca y suelta su locura de damisela inglesa. Huye y desaparece de Sunnydale.
El Mayor Wilkins Tercero (Harry Groener): El mejor villano de la serie. Es el tipo bien, educado, sin vicios, y que gusta de la compañía familiar. No obstante, no escatima esfuerzos en vender su alma a la Boca del Infierno, para vivir para siempre primero y, luego, para transformarse en una gigantesca serpiente capaz de destruir el mundo, expresión auténtica del mal llamada la Asención. Todo Sunnydale colabora para destruirlo.
Adam (George Hertzberg): El Frankestein de la serie, es una combinación entre robot, humano, y demonio, capaz de asustar a todas las criaturas de la Boca del Infierno. Aunque físicamente impresionante, es uno de los villanos con menos motivaciones o menos desarrollo de una personalidad. Su highlight es cuando asesina a su creadora y luego la clona en un monstruo similar a él. Buffy lo hace pedacitos.
Glory (Clare Kramer): Los escritores trataron aquí de crear una híbrido entre el Maestro y Drusilla, con la agudeza y belleza respectivos, pero sin la respectiva monstruosidad y locura. Glory es un dios en una dimensión demoníaca, atrapada en la Tierra por el castigo de otros dioses infernales. Tiene superfuerza, la capacidad de enloquecer a la gente (los locos son sus súbditos), y toma la forma de un hombre (Benjamin) cada vez que puede. Su motivación: regresar a su mundo, aunque para eso deba utilizar un portal que destruirá a la Tierra. Es bien sosa y, como todo en la quinta temporada, no se amarra lo suficiente a la historia. Giles acaba con su vida después de que una piadosa Buffy la manda a volar. Buffy temina sacrifincandose por su hermana y mueriendo por srgunda vez.
Warren (Adam Busch): Líder de un grupo de nerdos junto a Johnathan (Danny Strong) y Andrew, es el peor villano de la serie. Un tipejo bueno en la electrónica y en la planificación de crímenes que nunca se entiende como se hace tan malvado –inicia como un dulce geek de películas y pornografía– capaz de los asesinatos a sangre fría más viles Willow lo despelleja y luego lo quema..
El Primero (todos los anteriores y un montón más): La buena idea de usar todos los malos en el final de la serie sólo se logró en unos cuantos capítulos por problemas de horarios de los actores. El Primero es la base de todo mal (nunca se explica muy bien de donde viene o por que actúa tan "tarde" en la serie –a pesar de una pequeña aparición en la tercera temporada-) y puede tomar la forma de toda persona, monstruo, o demonio muerto. Es etéreo y cargado de un humor mordaz. Buffy lo manda al carajo al final de la serie –en la que éste utiliza la apariencia de la heroína-, cuando destruye la Boca del Infierno y su ejército de vampiros (que se parecen mucho al Maestro, un plot-point desaprovechado por los escritores de la serie). Como detalle del guión inicial del último capítulo, durante esa batalla el Primero aparecería como los otros seis Big Bads y luego tomaba la forma de Joyce, ¡la madre de Buffy! Una lástima que esto no ocurrió.
Buffy Bestiario:
Vampiros: Cruce entre hombres y demonios, son superfuertes, superágiles, beben cualquier tipo de sangre, tienen un olfato superdesarollado, no tienen paladar, no respiran, se recuperan y cicatrizan rápido de sus heridas, no envejecen en su forma humana, aunque en su forma demoníaca sí; los mata la luz del sol, el agua bendita y cualquier cosa que se les clave al corazón, volviéndose polvo de inmediato. Fuera de eso, llevan vidas normales. Sobresalen Mr Trick (K.Tood Freeman), un especie de capo criminal vampiro; (Julie Benz)y el Elegido (Andrew J. Ferchland), un niño vampiro destinado a ser el vampiro más grande (lástima que el chico creció mucho entre una temporada y otra y por eso se lo tuvo que mandar al carajo Spike).
Demonios: De toda clase, olor, color, sabor y función. Los hay buenos y malos y muchos se parecen demasiado a personajes de los Power Rangers. El creativo del maquillaje de Buffy a veces merecía unas patadas. Sobresalen: Aclatla, capaz de destruir el universo; El Juez, capaz de destruir a la humanidad de la Edad Media (por que la tecnología moderna de los lanza mísiles se lo echaba rapidísimo); Los Caballeros, que robaban las voces de sus víctimas; y el Culto al Apocalipsis, demonios hembras que casi abren la Boca del Infierno.
Monstruos: de toda clase, olor, color, sabor, función, y procedencia. Aplica lo mismo de los Power Rangers y el más interesante fue la planta monstruo que custodia la Boca del Infierno y a la cual Buffy y compañía destruyen off-screen en uno de los mejores episodios de la serie.
Los Demonios de Venganza: liderados por el D’Hofryn, son humanas "recolectadas" e imbuidas del poder mágico de cumplir deseos con violentas consecuencias.
Brujas y brujos: Gente normal a la que le gusta la magia blanca o negra. Capaces de hacer casi de todo con las hierbas y piedritas adecuadas, sus ojos y cabello se ponen negros cuando utilizan su poder y blancos si la magia es muy poderosa y buena.
Hombres lobo: Comunes y corrientes, se vuelven bestias con la luna llena y se matan con balas de plata.
Bringers: Súbditos del Primero. Monjes sin ojos y llenos de maldad. Su líder al final es Caleb, un ex sacerdote loco, misógino, y superfuerte; un personaje es muy interesante, pero no se profundiza lo suficiente en él.
Los Watchers: Los Vigilantes estudian lo sobrenatural y entrenan a las Cazavampiros. No tienen superpoderes, excepto si se meten mucho en la magia.
Cazavampiros: Chica escogidas al azar para destruir el mal del mundo. Nacen debido a un antiquísimo sacrifico de una chica ante un poderoso demonio (sí, ellas son tan sexies como demoníacas). Tienen super fuerza, super agilidad, y super reflejos; son receptivas y asertivas ante todo lo maligno, sanan casi de inmediato de los golpes, y Buffy ha sido la mejor de todas (la que más ha durado y la única que ha logrado mantener sus relaciones afectivas y sociales).

Etiquetas:

2 Comentarios:

A la/s 20 de mayo de 2008, 8:02 p. m., Blogger BUFFY_SUMMERS dijo...

hola santuffy el tema esta muy interesante me gusto mucho, la verdad es que la serie a mi me encanto porque te llegas a identificar con algun personaje y telos mounstruos son metaforas de la vida real,, por cierto lo que hizo el alcalde wilkins no fue la asuncion sino la ascencion que es el ritual para que el se convirtiera en un demonio puro no un hibrido como los que hay en la tierra, por cierto glory es una diosa infernal de otra dimension que fue enviada a la tierra a vivir en el cuerpo de ben y asi cuando ben muriera ella tambien lo haria, resulta que ella perdio una batalla contra otros dioses infernales y ese fue su castigo o la forma en como los otros dioses intentaban deshacerse de ella, y lo que ella queria hacer era usar a dawn para regresar a su dimension y destruir a los que le habian hecho eso y asi recobrar su reinado o algo asi, estuvo muy bueno el tema.

 
A la/s 20 de mayo de 2008, 8:37 p. m., Blogger ....:::::: SANTUFFY TRADUCCIONES :::::::....... dijo...

Que bueno que te haya gustado el reportaje, fue creado y publicado precisamente para eso. Ya está corregido todos los detalles que publicaste para hacer aún mas interesante el reportaje, espero que otros fans o incluso yo podamos sorprender a mas vistantes como tu con los reportajes. ¡Gracias por visitar el blog!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal