Santuffy Traducciones: TE DARÍA HASTA MI VI VIDA -fanfic-

Santuffy Traducciones

martes, 22 de abril de 2008

TE DARÍA HASTA MI VI VIDA -fanfic-

TE DARÍA HASTA MI VIDA
POR OSCAR HERRERA


Siempre lo supe. Mi madre era alguien más. Era extraño verla arroparme y salir deprisa, y volver muy tarde y cubierta de sangre, polvo y cenizas. Jamás dije palabra alguna, era algo que no era de la incumbencia de una niña, además podrían ser solo inventos de mi mente por el miedo a la soledad y el pánico que me daba verla salir.
No quería, no podía soportarlo, no después de lo que había ocurrido el año anterior; aquella noche, cuando me levante por un vaso de agua, y vi discutir a papá con mamá, el le decía que porque no se lo había dicho antes, y ella, con una mirada de entre orgullo y tristeza intentaba hacerle entender sus razones. Después de discutir unos momentos más, el finalmente la acompaño, donde sea que hubieran ido. El punto es que papá jamás regreso…
A mamá no le quedo mas remedio de decírmelo, lo recuerdo con lujo de detalles, se sentó frente a mi, apago el televisor y me miro fijamente. Sacó de entre su abrigo un puntiagudo trozo de madera y me dijo: “sabes para que usa mami esta estaca cariño??”
En mi vida había visto algo similar, mama siempre había sido muy cautelosa, y jamás me había permitido entrometerme entre sus cosas; -no, respondí con sorpresa, para que la usas? En ese instante me contó la historia que había detrás de sus salidas nocturnas, la historia de la elegida; “una chica en cada generación, una sola en todo el mundo, una sola con el poder y la fuerza para luchar con las fuerzas del mal”. En aquel momento me pareció algo genial; ¡mi mamá era un superhéroe!. Era medianamente comprensible, yo tenía nueve años y había comprendido porque mi madre salía cada noche sin razón alguna El tiempo pasó, yo tenia ahora quince años, y acompañaba a mi madre cada vez que podía a cazar. Ella me decía que yo era sorprendente, que a mi edad era demasiado raro que yo sola, y sin poder alguno, le pudiera hacer frente a un vampiro, quizás no a uno grande, pero si a uno normal, ella me miraba con orgullo, pero detrás de esa sonrisa que me daba, podía sentir su miedo, un miedo que yo no comprendía, me agradaba sentirme útil y ayudarla en su “misión”, como ella le llamaba.
Aquella noche fue diferente, mi madre me dijo, que antes de ser cazadora, ella había sido potencial, una chica en la banca para recibir el poder, y que, por lo que había visto los últimos meses en los que yo la había acompañado, todo parecía indicar que yo, al igual que ella, era también una potencial. En ese instante comprendí a que le temía mi madre, pero no provoco gran cambio en mi. Yo sabia que mientras ayudara y apoyara a mi mamá ella no tendría que dejar de ser la cazadora, no tendría que morir.
Luego de haber caminado sin rumbo por varios minutos, nos adentramos en una oscura calle, no había gente, y la noche parecía estar escuchando lo que hablábamos. Una silueta espectral pareció dar la vuelta en la esquina, y en ese instante, un extraño sentimiento se apodero de mi. Una sensación fuera de lo normal, una mezcla entre el nerviosismo del primer día de clases y una angustia mortal, una angustia que precedía algo peor.
Apresuramos el paso a la siga de la criatura, y pocos momentos después nos encontramos con tres de ellos, tres vampiros esperando por nosotras. Mi madre era rápida, no por nada llevaba cazando por nueve años, y de un salto acabo con un de ellos, loe otros dos se le abalanzaron, pero uno me vio. Corrió hacia mi, y yo no me moví. Lanzo un zarpazo asesino, como las garras de una pantera, golpe que no me costo esquivar, para luego golpearle la cara y clavarle una de mis estacas justo ahí, donde su mediocre existencia llega a su fin, donde todo se vuelve polvo y cenizas.
Para mi madre no fue trabajo acabar con el que restaba, dos golpes y el viento se llevo su miseria. Un trueno estrepitoso marco el comienzo de la lluvia, y mientras caminábamos alejándonos de aquel callejón, un aplauso macabro nos hizo frenar nuestro andar. Otro aplauso nos provoco el escalofrío mas grande de nuestras vidas, y un tercero me hizo palpitar el corazón tan fuerte que sentía que se me escapaba.
Al voltear ocurrió lo impensable, una silueta desde las sombras comenzó a acercarse, y al hablar, las mariposas de mi estomago se transformaron en halcones aleteando. Con el cabello negro y largo, y gracias a un rayo de luna triste y oculta tras las lluviosas nubes, la cara de alguien a quien jamás creí volver a ver apareció desde las tinieblas.
Una lágrima cayó desde la mejilla de mi madre, y con la voz temblorosa pero autoritaria, me ordeno que me alejara. Yo estaba en shock. Me quede parada ahí, mientras mi madre, llorando se abalanzo sobre el que alguna vez fuese su compañero, no solo en la lucha contra el mal, el había sido el compañero de su vida.
Jamás me explique si las lágrimas de mi madre habían sido de alegría o de miseria, al saber que en sus manos recaía la responsabilidad de aniquilarlo, pero, de lo que estoy segura es que las emociones le jugaron en contra. Después de algunos golpes por ambos lados, ambos se detuvieron a mirarse. La cara de mi madre continuaba empapada; no por la lluvia, empapada de lágrimas, las lágrimas más pesadas y tristes que alguien pudiese llorar alguna vez.
Como si fuese una cámara lenta, el se abalanzo sobre mi madre, ella lo evadió, pero al momento de dar la vuelta, el la tomo por la espalda y la giro, le dio un beso, y le rompió el cuello.
Yo podía ver todo, pero no podía hacer nada. La cara de mi madre, boca abajo en el sucio y mojado asfalto, mis manos que no me respondían, y su cara sarcástica acercándose y balbuceando: -“que grande estas, aun mojas la cama?”, su risa hacia que los halcones en mi panza arañaran mis entrañas, y se acercaba, que mis uñas se encarnaran en mis propios puños, y se cercaba, la lluvia, el frió, el pánico que me paralizaba, todo se acabo. Sentí un extraño mareo, y de repente era una chica siendo quemada, otro mareo, y mi cuello era destrozado por un vampiro en un tren subterráneo, otro mas, y era una rubia siendo ahogada en una charca, luego, la misma rubia que moría en el anterior recuerdo, me clavaba una daga en el vientre, y finalmente era mi propia madre, en mi sexto cumpleaños, sintiendo lo mismo que siento yo en este momento.
En ese momento todo cambio, el miedo se transformo en ira, los halcones volaron a través de mis brazos, transformándose en el puñetazo mas grande que alguna vez le hubiera dado a alguien, el vampiro cayó de espaldas, y cuando se levanto frotando su cara, pude ver que por su cara corría sangre, me acerque hacia el y lo tome por sus malditos y largos cabellos negros. Lo golpee hasta que mis manos se ensangrentaron, mientras me rogaba que no lo matara, que yo era su hija, que siempre me había amado, y que me quería hacer una de los suyos. Mi cara cambio otra vez; un escupitajo en la suya le sirvió de respuesta, pero continuo, me aleje, camine hasta el cuerpo de mi madre, y tome la estaca que yacía en su mano. El trato de escapar, pero yo era la cazadora ahora, mas rápido de lo que jamás en la vida me moví, una acrobacia que me puso en su camino nuevamente, y lo tome por el cuello, y vi su cara hacerse polvo acompañado de un grito de dolor en el instante en que la estaca atravesó sus, para mi, “delicadas” costillas, y se alojo en lo que alguna vez fue su corazón.
Luego de eso la fuerza me abandono, y llore sobre el cadáver de mi madre hasta que a lluvia ceso. Y cuando el sol comenzó a alumbrar el callejón, cargue el frió cuerpo de mi madre, y camine. mi madre la cazadora, mi madre amiga, la que compartió hasta su ultimo aliento conmigo, y que compartió también su risa, su sabiduría, su misión, y todos sus poderes y recuerdos conmigo.
El destino a veces camina por senderos desconocidos, lo importante es saber, que cada camino nos sirve para llegar a nuestro destino.

It’s all about choices (todo depende de las decisiones.

Etiquetas:

3 Comentarios:

A la/s 23 de abril de 2008, 8:02 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Es buena historia, pero falto mas accion, kisas alguna frase audaz de la cazadora, o una conversacion interesante... un poko mas de dialogo y menos relato... suerte

 
A la/s 23 de abril de 2008, 8:30 p. m., Blogger ....:::::: SANTUFFY TRADUCCIONES :::::::....... dijo...

Yo no pienso igual, pero te respeto tú opinión, para mi, me parece que el fic estuvo muy bueno, un poco la historia NIKKI-ROBIN pero fue muy muy bueno, ojala me sigas mandando más fics Arien, quiero ver otro fic tuyo diferente a este.

 
A la/s 23 de abril de 2008, 10:29 p. m., Anonymous Arien dijo...

gracias por los comentarios, hace tiempo que no escribia, la proxima será mejor! XD

aiOx!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal